Get a free demonstration Join now!
Get a free demonstration Join now!

Motivos para no delegar y claves para superarlos

Motivos para no delegar y claves para superarlos

¿Hace usted solo todo el trabajo importante? ¿Se encarga de la estrategia y también de la operación? ¿¿Asume el 90% de las tareas que tratan de repartirse entre todo el equipo? ¿No llega a los deadlines por la cantidad de responsabilidad que tiene a su cargo?

A continuación planteamos algunas creencias que pueden estar condicionando la delegación de tareas a otras personas:

1. Son buenos y confío en ellos, pero yo lo voy a hacer mejor.
– Esta es una creencia que limita posibilidad y por la cual estás actuando sólo.

2. Al final tengo que revisarlo y cambiar cosas, así que me ahorro tiempo y lo hago yo.
– Quizás lo que falta aquí es comunicación más efectiva y chequear el “cómo hacerlo”, o quizás no han entendido el pedido, si es que se realizó un pedido.

3. Estoy muy complicado, me cuesta menos hacerlo yo que decirle a alguien del equipo cómo hacerlo
– Esta creencia puede encerrarte en un círculo vicioso y limitar seriamente tú productividad.

4. Es mi proyecto, mi idea, mi concepto o mi estrategia.
– Que sea tú iniciativa no debería impedir que pudieras contar con el apoyo de colaboradores. Si adoptas la actitud de cerrarte sobre tú idea podrías no alcanzar los resultados.

5. Siempre hay imperfecciones cuando tal o cual persona se responsabilizan de alguna tarea.
– Estas opciones pueden estar fundamentadas, sin embargo sería conveniente revisar  los estándares de perfección que se exige a los demás.

6. He trabajado con muchas personas en esa área y nunca me han proporcionado los resultados que buscaba.
– Quizás es el trabajo inadecuado para la gente adecuada. O quizás, no has dejado claro tus objetivos (intenciones) antes de empezar.

7. Es complejo encontrar a personas con el perfil que busco.
– Esta idea es crítica. Si se tiene claridad sobre las habilidades, conocimientos y rasgos de personalidad que requiere no debería ser una dificultad. Recuerde que las personas pueden aprender y también tenga muy presente que condiciones ofrece ¿por qué la gente querría trabajar con usted?

 

Pierda el control sobre el control

Por cada proyecto, por cada idea, campaña o negocio, cada área o departamento, siempre es posible encontrar un número considerable de personas más capacitadas que usted mismo y dispuestas a desarrollar su trabajo de manera entusiasta, pasional y enfocada. Necesitan compromiso y la oportunidad de liderar (y por lo tanto aparecer, arriesgar y fallar).

Es claro que delegar no es fácil para quien no quiere soltar las riendas por completo, pero cuando se aprender cómo hacerlo, con quien y el momento oportuno para hacerlo, las cosas fluyen, las personas conectan y el mundo cambia.

Delegar es una práctica que consiste en dejar de lado el control sobre el resultado de sus  interacciones. Delegar y confíar plenamente en otras personas implica aceptar que no se puede cambiar el mundo sólo, ni siquiera el mundo que tienes a tu alrededor.

 

Artículo editado por CoachReady

Autor: Isra García

Fuente: Grandes Pymes

Tags: